martes, 26 de abril de 2011

LA NECESIDAD DE CREER



LA NECESIDAD DE CREER



Si la cuestión sobre las creencias se enfoca como un tema de opinión, acepto que cada uno pueda ejercer su libertad como le parezca. Sin embargo, las creencias sustituyen en muchas ocasiones las carencias, precisamente se han creado para eso. Es una estrategia muy antigua la de crear un modelo omnicomprensivo que sirva lo mismo para un roto que para un descosido. Es fácil sustituir el vacío de conocimiento con una creencia, cuando no se dispone de una experiencia o una comprensión de las cosas que lo ocupe o lo explique.

Creer es fácil, mucho más fácil que no creer; quienes se consideran creyentes tienen "resuelta" buena parte de su existencia. Cuando algo va bien, es por que el destino les sonríe; cuando va mal, es porque los hados se han enojado. Esta es la mejor forma de no asumir la responsabilidad sobre la propia existencia, de no sentirse dueño de sí mismo, de no ser independiente, de asumir la impotencia de cambiar las cosas y de aceptar la inercia como algo normal; pero también es la mejor forma de agonizar lentamente, de no crecer y de no respetarse a uno mismo.

Siempre he pensado que las creencias deben ser una consecuencia, no una causa. Cuando alguien dice que cree en Dios, está diciendo al mismo tiempo que no cree en sí mismo, porque creer en sí mismo requiere en primer lugar cuestionar la existencia de Dios, para cuestionar todo lo demás después. Cuestionar las cosas, ha sido el procedimiento que ha permitido al ser humano alcanzar progreso en la ciencia, la técnica y el conocimiento; es el legado de nuestros antepasados, la herencia cultural de la humanidad. Sin embargo, también ha sido la forma en la que hemos alcanzado la alienación en la que vivimos, sobre todo, cuando descubrimos que "vivir mejor" en términos materiales, no coincide con "sentirse mejor" en términos humanos.

Es cierto que la ciencia sólo nos ha llevado a vivir mejor, más tiempo, en mejores condiciones; pero no nos puede procurar una vida plena, completa, excelente; tal vez en el futuro cambien las cosas, pero hoy por hoy, nuestro bienestar material objetivo no correlaciona con nuestra sensación de bienestar subjetivo, es decir con nuestra felicidad.

Ahora bien, las creencias no nos van a hacer tampoco felices, como tampoco procuraron felicidad a nuestros antepasados. Las creencias, cualquier creencia religiosa, busca la aceptación de la realidad tal como es, eliminar la necesidad de cambiar a mejor, olvidarse de uno mismo como entidad única. Las creencias religiosas se opondrán siempre al progreso de la humanidad, por que se basan en la permanencia de una foto fija de la realidad, sea el tao, el Corán, la biblia o la tora. Son enseñanzas para no hacer, para resignarse, para aceptar la imposibilidad del cambio.

Las creencias religiosas son el antídoto de las creaciones humanas. Todas las religiones, en todas las ocasiones y circunstancias se oponen a cualquier interpretación de la realidad que no sea la suya, e intentan laminar cualquier otro tipo de creencia sea racional o irracional, para erigirse de forma hegemónica ante sus posibles fieles.

Todas las creencias religiosas niegan al ser humano, porque lo hace un apéndice de la obra de su creador. La creación está reservada al "Creador", sólo Dios, Alá o Buda pueden crear, pero no el hombre, el hombre debe someterse a la creación divina.

Que la ciencia no pueda explicarlo todo, no quiere decir que lo que no explique sea inexplicable o inalcanzable, y por lo tanto "demuestre" la existencia de Dios. Más bien al contrario, que la existencia de Dios no pueda demostrarse más que por la fe, la gracia o la iluminación, pone en entredicho a Dios, no a la ciencia.

Para concluir esta larga disertación, Voltaire, personaje al que admiro, deísta, y crítico, es el autor de la frase "No hay reloj sin relojero", al referirse al mundo y al ser humano. El problema es que cada día nos damos más cuenta de que este mundo, que nosotros habitamos, puede ser cualquier cosa menos un reloj.

La pretensión de que las cosas no cambian es precisamente lo que rebatió Darwin, tardando casi 25 años en decirlo desde que lo había pensado por primera vez. Las cosas cambian cada día, a eso se llama evolución, que el ser humano evoluciona es algo que está demostrado contemplando un hormiguero del paleolítico y un hormiguero actual, son exactamente iguales. Una ciudad de hace 5000 años, tiene muy poco que ver con una ciudad actual, tanto en lo que es, como en lo que en ella ocurre.

La existencia de Dios todavía está por demostrar. Lo que sí está demostrado es el aprovechamiento que han hecho los defensores de su existencia en su propio beneficio a lo largo de la historia de la humanidad, y el perjuicio que han ocasionado a quienes no pensaban o sentían como ellos.

El hombre necesita creer en algo, pero en primer lugar debe creer en sí mismo, esto es respetarse, y posteriormente, desde su conciencia debe tratar de comprender la vida, el mundo, o la idea de Dios, si así se quiere. Creer también es un acto de libertad.

Fuente: Enrique


“Este mundo es la proyección del Ser Humano

tanto en su grandeza como en sus limitaciones…

Hagamos un mundo mejor”


http://caminodelser.blogspot.com


10 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu disertación, porque coincido con ella, por ello la daré tambien a conocer poniéndola en mi blog; aunque de lo único que disiento de tu relato es en lo que dices de que ..."la existencia de Dios está por demostrar" ya que toda la ciencia biológica nos indica los procesos de evolución que nos han llevado hasta aqui, tanto en los animales como en el hombre...falta por descubrir mucho aún sobre este ser complejo que somos, pero no hay complejidad alguna en entender que a Dios lo creo el hombre con su imaginación y alucinación.
    Un saludo.
    Ysupais

    ResponderEliminar
  2. Estimado Ysupais...Esta disertación nos llamo la atención, por su contenido libre y sincero, por esta razón lo colocamos en el blog. Queremos recordarte que no fue escrito por nosotros, el nombre del autor y fuente están al final del artículo. Agradecemos tu comentario y participación...Un abrazo de LUZ y AMOR.

    ResponderEliminar
  3. La parte mas difícil es cuando despertamos y nos damos cuenta que muchas cosas que existen son fantasías inventadas por otros para su propio beneficio...Es como si el mundo se rompiera en millones de pedasitos delante de ti...y miras a tu alrededor y todo sigue estando allí, pero ya nada es igual que antes...

    ResponderEliminar
  4. Amado hermano me gusto su comentario aunque lei un parte donde la decia que solo Dios Ala o Buda puede crear y en realidad no la comparto.Yo me dedico mucho a leer textos sobre el Budismo y he encontrado una afinacion entre EL SER UNO y las ensenanzas de el Amado maestro Buda.Para comenzar el maestro Buda fue un observador de la impermanecia del Universo de la irrealidad en que vivimos los seres humanos. Tambien parte de su filosofia y ensenanza se trata en entender y eliminar las emociones enfermas y negativas para llegar a comprender el funcionamiento del Universo a travez de la meditacion. Su mayor enfoque fue siempre en la causa y efecto, para finalmente llegar a la iluminacion que no es nada mas que AMAR, CONOCER, ENTENDER esta MENTE universal llamada DIOS.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo encuentro en Dios una gran fuente de inspiracion, paz y amor infinito e incondicional, un Dios de AMor que no juzga ni castiga, un Dios que me Ama y me respeta tal cual soy porque fui hecha a su imagen y semejanza y eso me convierte a mi y a todos nosotros en seres divinos como el, pero no estoy de acuerdo con la institucionalizacion de la Fe, aunque respeto a todos aquellos que lo consideren necesario para sus vidas. La Fe es poderosa, y la necesitamos no solo para creer en Dios, sino que tambien para creer en nosotros mismos. un gran abrazo de luz para todos

    ResponderEliminar
  6. Excelentes interpretaciones todo ser humano debe creer en si mismo tener la Fe y la Esperanza siempre consigo como en el comentario anterior la Fe es muy poderosa...

    ResponderEliminar
  7. Pues yo tengo una duda existencial y es la siguiente... solo basta estudiar un poco para ver la perfección que existe en el funcionamiento de un organismo sano, la precisión y el compás con el que cada órgano hace su función, las maravillas de la naturaleza, el orden con el que todo se mueve en el universo... solo hablo de lo que se establece naturalmente, sin la mano del hombre. Después de observar hasta donde mis capacidades llegan todo esto que describo, me entra una duda considerable... algo debe de haber creado el inicio de tanta perfección y sicronicidad? no creo sin embargo, que haya un Dios justiciero sentado en una butaca ahí arriba ojo avizor de todo, no, pero si creo que debe haber habido una energía muy poderosa que programó y ajustó hasta el último detalle para el inicio de la vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Saludos Luisa Conde... Te recomendamos leer los libros EL SER UNO... los puedes bajar o escuchar gratis de: www.elserunolibros.com.br
    Un abrazo de LUZ y AMOR.

    ResponderEliminar
  9. Para creer en algo es necesario conocer y entender ese algo, no se puede pactar con el error aun si estubiera sostenido por textos sagrados.

    ResponderEliminar
  10. me ha ebncantaddo el articulo grasias por compartirlo

    ResponderEliminar